Política cristiana

Autor: 
Guillermo Devillers FSSPX
año: 
2015
Descripción: 

Si queremos una política cristiana es porque sabemos bien, este es un artículo fundamental de nuestra fe, que no hay salvación sino en Jesucristo.

El fin de este estudio es recordar brevemente los verdaderos principios que deben orientar la acción social y política de los cristianos, refutando los errores modernos correspondientes. Ciertamente no todos están obligados a hacer política. Todos están obligados, en cambio, a contribuir desde su lugar al bien común de la ciudad. Y todos los que hacen política deben sin duda alguna ordenar su acción a la gloria de Dios y a la salvación de las almas. Dicho de otro modo: hacer una política cristiana.

No obstante, como lo nota Aristóteles, la política es una ciencia “arquitectónica”, es decir que ella se interesa en cierta manera por toda la actividad humana, con el objeto de ordenarla a su fin. Es por ello que debemos considerar aquí no solamente los principios propiamente políticos, tales como el origen del poder y sus límites, sino también todo lo que en cierto modo puede interesar al bien común, como el conocimiento de la verdad, la moral, la familia, la economía o la religión.

Estudiaremos primero el fundamento de toda actividad humana, es decir el origen y el valor de nuestros conocimientos (cuestión 1), luego la sociedad en general (cuestión 2), su gobierno (cuestión 3), y las diferentes sociedades en particular: la familia (cuestión 4), la sociedad económica (cuestión 5), la sociedad política (cuestión 6), y finalmente la Iglesia (cuestión 7).

Tags: 
sacerdote
feligrés
visitantes
filosofïa
doctrina social
crisis