Pidamos la fe de la Santísima Virgen en la Resurrección de su Hijo