¿El Islam pertenece a Europa?

Noviembre 21, 2015
Origen: Distrito de México

Varios políticos de alto rango afirman que el Islam pertenece a Europa. En vez de hacer declaraciones tan infundadas, ¿no sería mejor recordar que el Islam es más bien una amenaza para Europa y la Cristiandad?

“El Islam pertenece a Europa”. Se ha escuchado esta declaración hecha por algunos políticos de alto rango, como el anterior presidente de Alemania, Christian Wulff, en octubre de 2010, y la canciller, Ángela Merkel, en enero de 2015. 

¿Es cierto esto? ¿Se toma a la gente por tonta, lo suficientemente tonta como para poder venderles esto? Quien tome en cuenta la historia de Europa podrá afirmar: "el Islam pertenece a Europa como una amenaza". ¿Es que los políticos no han oído nunca sobre los sarracenos o los moros que se infiltraron en España a través del Norte de África y que justo en el año 732 se asentaron en medio de Francia? ¿O sobre la batalla de Lepanto, el 7 de Octubre de 1571? ¿O de cuando los turcos sitiaron Viena en 1529 y 1683? Sería bueno informarse sobre los húngaros, rumanos y serbios. ¿Qué experiencias han tenido ellos con el Imperio Otomano?

¿No es cierto que el premio nobel Elías Canetti, metió el dedo en la llaga cuando dijo “El Islam es una guerra religiosa”? O cuando el ex-musulmán Imran Firasat, que en una petición en el año 2012 promovió la prohibición del Corán, escribió: “El Corán es un libro terrible que hace un llamado a la comunidad musulmana para llevar a cabo la Djihad, es decir, la Guerra Santa para matar inocentes y destruir la paz mundial”.

¿Pertenece el Islam a Europa, como para que debamos alegrarnos por la actual migración de refugiados, en su mayoría migrantes islámicos?  ¿No deberíamos ahora mucho más que antes temer al islamismo? El entonces político del SPD1, Tilo Sarrazin, criticó a la canciller Ángela Merkel por una declaración que ella hizo: “si la canciller es de la opinión que el islam pertenece a la tradición y cultura europea, no tiene razón”. En los últimos 40 años el islam se ha integrado a la sociedad alemana junto con sus radicales encuentros de tipo violento, a través de migraciones en masa, sin planeación y sin control.

Ya el 16 de febrero de 2015, el periodista austriaco, antiguo editor en jefe de “Die Presse” y del “Wienner Zeitung”, Andreas Unterberger, lleno de ironía escribió en su página de internet, sobre la declaración de un político amigo del islam:

Casi lo olvidaba, el islam no sólo pertenece a Austria y a Alemania, como algunos políticos nos lo han enseñado, sino también a Libia. Esto se confirmó concretamente en las últimas horas por la masacre de 21 Coptos. Finalmente los cristianos son idólatras que desgraciadamente no se han dejado convertir. Ahí es donde debe uno decir que ellos mismos son los culpables de que desafortunadamente deban de ser asesinados. Por suerte, los explícitos videos de todas las ejecuciones que se han subido en internet sirven como intimidación para todos los demás cristianos. Afortunadamente disminuye el número de cristianos, por lo menos en Europa, y es probable que continúe de esta manera como resultado de las continuas pláticas del Papa actual, que algunas veces censura la falta de hijos y otras el exceso de ellos, que siempre condena la economía del mercado y nunca al islam."

En adición, para qué condenar al islam si el Concilio Vaticano II a grandes voces lo ha alabado y ha motivado (indirectamente) a sus seguidores a estar orgullosos de su religión: “Con respecto a los musulmanes que adoran al único Dios viviente y existente en sí mismo, compasivo y todopoderoso, creador de cielo y tierra, quien ha hablado a la gente. Ellos también se esfuerzan con toda el alma por someterse a sus inescrutables decretos de las creencias islamitas, así como Abraham se sometió a Dios.”

El reto para el futuro será la cristianización de los musulmanes establecidos aquí. El éxito de esta empresa puede parecer poco realista e imposible. Tal vez el islamismo avance en Europa y sea más vehemente y violento que hasta ahora – permitiéndolo Dios como castigo al pueblo apóstata - . Por otro lado, sabemos sobre las graves profecías de diferentes santos, pero también sobre el regreso de los musulmanes a Cristo y a su Iglesia. Entre ellos se encuentra san Luis María Grignon, quien menciona esto en sus obras en repetidas ocasiones. Así dice de los futuros apóstoles de María: "Esos son los grandes hombres que vendrán, que María proveerá por orden del Altísimo, para extender su Reino sobre los infieles, idólatras y mahometanos".

Cuándo y cómo sucederá, sólo Dios lo sabe. En nosotros está sólo rezar, suspirar y esperar.

O podemos tomar esta preocupación en nuestra oración diaria del rosario y decir “Oh María, ¡ayúdanos!”

Fuente: fsspx.at

  • 1. Partido político alemán