323 vocaciones religiosas - la oración hace milagros

Abril 28, 2020
Origen: Distrito de México

"La mies es abundante, pero los obreros son pocos. Rogad, pues, al dueño de la cosecha que envíe obreros a su mies" (Lc. 10, 2).

En 1881, las mujeres de Lu (Monferrato), un pequeño pueblo al norte de Italia, se tomaron muy en serio esta exhortación de Nuestro Señor Jesucristo. Cada semana se reunían en su iglesia rezando junto con su cura párroco delante del Sagrario para pedir vocaciones religiosas. Además, oraban con esta intención cada primer domingo de mes después de recibir la Santa Comunión, y al final de la Misa rezaban todas juntas la siguiente oración:

Oh Señor, dadme la gracia de que uno de mis hijos se haga sacerdote. Yo misma quiero vivir como buena cristiana e instruir a mis niños para todo lo bueno, para que consiga la gracia de poder ofreceros, oh Señor, un santo sacerdote.

Dios escuchó sus súplicas como nadie lo hubiera esperado: dentro de pocas decenas de años hubo en la pequeña aldea de Lu, que contaba solamente con 3,000 habitantes, 323 vocaciones religiosas, entre ellos dos obispos, 152 sacerdotes y 171 hermanas religiosas. El más conocido de los sacerdotes es Filipo Rinaldi, que fue el tercer sucesor de San Juan Bosco en la dirección de la Orden de los Salesianos.

La Santa Iglesia necesita muchos sacerdotes santos. ¿Cómo se puede lograr esto? Nuestro Señor nos da la solución: "La mies es abundante", dice "pero los obreros son muy pocos. Rogad, pues, al Dueño de la cosecha que envíe obreros a su mies". Hay, por lo tanto, una solución a la falta de sacerdotes; un remedio eficaz. No importa la edad que tengamos, siempre podemos contribuir eficazmente para obtener sacerdotes santos: es necesario rezar, rogar al Buen Dios todos los días, para que envíe obreros a su mies. Si no tenemos sacerdotes es, ante todo, porque no rezamos lo suficiente para obtenerlos.


Oración para pedir vocaciones religiosas

El Padrenuestro Sacerdotal:

Padre Nuestro que estás en los cielos…

Para que Vuestro nombre sea santificado, para que seáis conocido y amado por todos los hombres… DADNOS SACERDOTES SANTOS.

Para que Vuestro Reino llegue y que la Iglesia se expanda en toda la faz de la Tierra… DADNOS SACERDOTES SANTOS.

Para que todos conozcamos Vuestra Voluntad y la podamos cumplir… DADNOS SACERDOTES SANTOS.

Para que todos los hombres tengan siempre a su disposición el Pan Cotidiano: La Santa Eucaristía y que sepan aprovecharla… DADNOS SACERDOTES SANTOS.

Para que podamos obtener el perdón de Dios en el Tribunal de la Penitencia y para que en todos lados reine la santa caridad y la paz… DADNOS SACERDOTES SANTOS.

Para que podamos resistir las tentaciones, los ataques y las seducciones del demonio… DADNOS SACERDOTES SANTOS.

Para que seamos libres de todo mal y llenos de todo bien… DADNOS SACERDOTES SANTOS.

Padre Lionel Héry 

Oh, Jesús, Pastor eterno de las almas,
dignaos mirar con ojos de misericordia
a esta porción de vuestra grey amada.
Señor, gemimos en la orfandad,
dadnos vocaciones, dadnos sacerdotes y religiosos santos.
Os lo pedimos por la intercesión de vuestra Inmaculada Madre, Santa María de Guadalupe.
Oh Jesús, dadnos sacerdotes según vuestro corazón. Amén.

Señor, dadnos sacerdotes
Señor, dadnos sacerdotes santos
Señor, dadnos muchos sacerdotes santos
Señor, dadnos muchas y santas vocaciones religiosas
Señor, dadnos muchas y santas familias católicas
San Pío X, rogad por nosotros