Antífonas de Adviento o Antífonas de la "O"

Diciembre 17, 2021
Origen: Distrito de México

A medida que avanzamos en nuestra peregrinación espiritual a Belén para ser testigos del nacimiento milagroso del Niño Jesús, la liturgia se vuelve más explícita y rica en signos de admiración y petición.

Las Siete Antífonas de Adviento, también conocidas como Antífonas de la O, que comienzan el 17 de diciembre y terminan en la vigilia de Navidad, contienen la esencia de la liturgia de Adviento. Se refieren directamente a Nuestro Señor Jesucristo bajo uno u otro de sus nombres bíblicos. Fueron elaboradas a partir de frases bíblicas en el siglo VIII o IX. Son joyas litúrgicas adjuntas al Magnificat para honrar a la Madre del Mesías, que muestran cómo nuestros anhelos por Su venida crecen más intensamente a medida que nos acercamos a la fiesta.

Estas antífonas llevan varios títulos divinos en honor del Niño que va a nacer: Oh Sabiduría, Oh Señor, Oh Raíz de Jesé, Oh Llave de David, Oh Oriente, Oh Rey, Oh Emmanuel. En su original en latín, tenemos las siguientes palabras: Sapiéntia, Adonái, Radix, Clavis, Óriens, Rex, Emmánuel.

Una característica interesante de los títulos de las Antífonas, es que si invertimos las letras iniciales de cada una, obtenemos como resultado "Ero cras", es decir, ¡estaré aquí mañana!", que es el caso, porque las siete antífonas se completan el 23 de diciembre, a 24 horas de la Misa de Medianoche. Es como si la Iglesia estuviera ansiosa por ver finalmente al Dios invisible hacerse visible a los ojos humanos.