Carta del Preseminario Nuestra Señora de Guadalupe - octubre 2021

Diciembre 26, 2021
Origen: fsspx.news

Clic aquí para descargar la carta en PDF

Carta a los Amigos y Bienhechores - N°1
Octubre 2021

Queridos amigos y bienhechores:

Hace ya dos años, en 2019, el Padre Jorge Amozurrutia, Superior del Distrito, animado por los Superiores, lograba el proyecto de iniciar en México un Preseminario, que tenía como fin permitir a los jóvenes conocer mejor su vocación, viviendo algunos meses el ambiente de un priorato, fortaleciendo sus conocimientos básicos y generales, haciéndoles amar y vivir la vida de comunidad, cada vez más desconocida, tanto en la vida religiosa como en la sociedad. Esta vida de comunidad gira alrededor y en función del Santo Sacrificio de la Misa, fuente para crecer en el conocimiento de Dios, fuente para conocer su Divina Voluntad, fuente de todas las virtudes que necesitamos para vivir en unión con Dios, para estudiar y vivir en común santamente.

Para lograr este proyecto del Preseminario, el Padre suscitó en todo el Distrito mucho entusiasmo. Su nacimiento se logró con el apoyo de varios amigos y bienhechores mexicanos, y también con la ayuda de los fieles del priorato de Orizaba. En agosto de 2019, 8 candidatos iniciaban el Preseminario, que duraba cuatro meses. En junio de 2020, se inició el Año de Humanidades con 5 candidatos. En agosto de 2020, 3 candidatos iniciaron el preseminario. En marzo de 2021, de todos ellos, 6 entraron al seminario de la Reja como seminaristas y 1 como hermano. En este mismo mes, 3 candidatos se presentaron al Preseminario para iniciar, por la primera vez en el Distrito, el Año de Humanidades de manera completa, es decir, 9 meses de estudio. Estos últimos tuvieron la dicha de disfrutar, a finales de marzo, la visita del Superior General, quien estaba acompañado por 17 sacerdotes del Distrito. También pudieron convivir con los sacerdotes del Distrito durante la sesión de teología moral que tuvo lugar en abril con el Director del seminario de Ecône, el Padre Bernard de Lacoste.

Este desarrollo suscita alegría en todos los sacerdotes, especialmente en el Padre Pierre Mouroux, Superior del Distrito desde agosto de 2020. Y los fieles tampoco esconden su gozo e interés, preguntando a menudo: “¿cómo va el Preseminario?” y, a veces, preguntando con audacia (¡para no decir más!): “¿Cómo andan los preseminaristas?”. Esperamos que esta carta semestral favorezca y desarrolle por lo menos esta alegría y sano interés en todos.

Este entusiasmo natural y sobrenatural, Dios nos pide mantenerlo y renovarlo cada día al pie del altar: “Introibo ad altare Dei, ad Deum qui laetificat juventutem meam”, es decir: subiré al altar de Dios, al Dios que es la alegría de mi juventud. Numerosas son las vocaciones que salen de familias donde los padres de familia hacen el esfuerzo de asistir a Misa entre semana. La Santa Misa nos introduce ante Nuestro Señor Jesucristo, que es la fuente de alegría y de la verdadera felicidad de los que eligen seguirlo en su Sacrificio y permanecer con Él.

Subiré al altar de Dios

¿Dónde encontraremos a Nuestro Señor Jesucristo? se pregunta Monseñor Lefebvre. ¿Tendremos que ir al monte de la Transfiguración en Palestina? No. Lo encontraremos en nuestros altares, puesto que Nuestro Señor Jesucristo está en ellos; ahí es donde lo encontraremos en todo su esplendor… y tendremos los mismos sentimientos que los Apóstoles en el monte de la Transfiguración, motivo por el cual no podemos dejar nuestros altares.

Nuestro altar es el Sinaí; nuestro altar es el Tabor; ahí se encuentra Nuestro Señor en toda su gloria. Si pudiéramos ver el altar como los ángeles y Santos lo ven, también nosotros tendríamos el rostro iluminado y resplandeciente de alegría y de la gloria de Nuestro Señor. Al pie de nuestros altares encontraremos la luz de Nuestro Señor y de esa vida de Dios que tiene que colmar nuestras almas.

Al Dios que es la alegría de mi juventud

El Santo Sacrificio de la Misa tiene que ser para vosotros, continúa Monseñor Lefebvre, la fuente de toda vuestra espiritualidad, la fuente de vuestra alegría y la fuente de vuestro gozo. Tenéis que encontrar en la Santa Misa y en la comunión de cada mañana vuestro mayor gozo. La Misa tiene que daros, además de la alegría, una paz inalterable. Si vuestra fe, vuestra doctrina y vuestra espiritualidad están fundadas en el Santo Sacrificio de la Misa, estáis en la verdad. No nos podemos equivocar cuando establecemos nuestra fe en el Santo Sacrificio de la Misa” (LaMisa de Siempre p. 25-26, Monseñor Marcel Lefebvre).

Este entusiasmo, pasado y presente, ciertamente que debe durar. Es nuestro deber transmitirlo a la juventud, que no es edad del placer sino del heroísmo.

Por eso, están todos invitados, primeramente a rezar regularmente al Dueño de la mies para que la juventud escuche y se levante con alegría para trabajar en Su mies, oyendo y respondiendo a su llamamiento: “Mi voluntad es conquistar toda la tierra de infieles. Por tanto, quien quisiere venir conmigo ha de estar contento de comer como yo, y así de beber y vestir como yo…; asimismo ha de trabajar conmigo en el día y vigilar en la noche… para que así después tenga parte conmigo en la victoria como la ha tenido en los trabajos” (1ª. meditación de la 2ª. semana de los Ejercicios espirituales de San Ignacio).

Al llamamiento de Dios Padre, el Hijo de Dios responde: Ecce venio ut faciam, Deus, voluntatem tuam, es decir: He aquí que vengo, oh Dios, para hacer tu voluntad (San Pablo a los Hebreos X, 7). Ecce ancilla Dómini fiat mihi secundum verbum tuum, contesta la Virgen María (San Lucas I, 38).

También, ¡sabiendo que los sacerdotes y preseminaristas del Preseminario son alma y cuerpo!, este entusiasmo necesita ser acompañado de almas generosas para sostener toda la parte material, asegurar el mantenimiento y el desarrollo de esta obra. ¡Y Dios les devolverá al céntuplo! De antemano, les agradecemos su apoyo y les aseguramos nuestras oraciones.

Padre Donatien Lethu+
Director

Clic aquí para descargar la carta en PDF


¿Como ayudar al Preseminario?

¡Agradecemos sus oraciones y donativos para mantener y desarrollar nuestro apostolado!

Datos bancarios: Fraternidad Sacerdotal San Pío X en México, A.R.
Bancomer N° de Cuenta: 0193345386
Indicar la razón del donativo: “Preseminario”.
Gracias.
Dirección: Priorato Beato Rafael Guízar y Valencia, Calle Oriente 24 N°43, entre Sur 11 y Sur 13, Colonia Centro, 94300 Orizaba, Veracruz
Correo: [email protected]
Teléfono: (0052) 272 724 7343