Domingo después de la Ascensión - textos litúrgicos

Mayo 24, 2020
Origen: Distrito de México

Como los Apóstoles reunidos en el Cenáculo esperaron en el recogimiento la venida del Espíritu Santo, debemos nosotros también prepararnos por la oración y la caridad para el santo día de Pentecostés. Recemos, tal como la Iglesia lo prescribe, para que los herejes vuelvan a la unidad.

MISA

INTROITO

Oye, Señor, mi voz, con la que clamé a Ti, aleluya: a Ti dijo mi corazón: Busqué tu cara; tu cara, Señor, buscaré: no apartes tu cara de mí, aleluya, aleluya. Salmo: El Señor es mi luz, y mi salud: ¿a quién temeré? Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo. Como era en el principio… Oye, Señor, mi voz, con la que clamé a Ti, aleluya: a Ti dijo mi corazón: Busqué tu cara; tu cara, Señor, buscaré: no apartes… 

COLECTA

Omnipotente y sempiterno Dios, haz que siempre tengamos para Ti una voluntad devota, y que sirvamos a tu majestad con sincero corazón. Por el Señor…

EPÍSTOLA

(Tomada de la Iª Carta del Apóstol San Pedro [IV, 7-17])

Carísimos: Sed prudentes, y velad en oraciones. Pero, ante todo, tened mutua caridad: porque la caridad cubre la multitud de los pecados. Sed mutuamente hospitalarios sin murmuración: dé cada cual la gracia a otro según la recibió, como buenos dispensadores de la multiforme gracia de Dios. Si alguien habla, que hable según las palabras de Dios: Si alguien administra, administre según la virtud que Dios suministra: para que en todo sea honrado Dios por Jesucristo, Nuestro Señor.

I ALELUYA

Aleluya, aleluya. Reinó el Señor sobre todas las gentes: Dios está sentado sobre su santo trono.

II ALELUYA

Aleluya. No es dejaré huérfanos: voy, y volveré a vosotros, y se alegrará vuestro corazón.

Leer más