El gozo de la Misa - Palabras de Mons. Lefebvre

Agosto 15, 2016
Origen: Distrito de México

He aquí unas palabras de Monseñor Marcel Lefebvre, fundador de la Fraternidad Sacerdotal San Pío X, sobre El gozo al salir de Misa.

Tenemos que retirarnos del santo sacrificio de la misa con la conciencia de habernos unido al que es todo, mientras que nosotros no somos nada. Y de nuestro contacto con Nuestro Señor Jesucristo, tenemos que quedarnos con el sentimiento de que hemos vivido horas del Cielo y del Paraíso. ¡Qué llenos tenemos que estar de humildad y de espíritu de adoración ante el que es nuestro todo!

¡Qué acto de caridad admirable es esta ofrenda de Nuestro Señor en la Cruz por el honor y la gloria de su Padre y para salvar nuestras almas! ¡Qué lección! Después del santo sacrificio de la misa, ¿cómo no saldríamos de nuestras misas con más deseos de honrar a Dios, de darle gloria y de amar a nuestro prójimo?

¡Qué hermosa es la misa del domingo, todos los fieles reunidos alrededor de Nuestro Señor Jesucristo, participando a su Pasión, recibiendo su Cuerpo y su Sangre y volviendo a su casa con la paz en el alma, el gozo en el corazón y dispuestos a sufrir si es necesario con Nuestro Señor Jesucristo y a soportar mejor sus pruebas!

Yo diría que el gozo estalla en cierto modo a la salida de la misa cuando los rostros están radiantes de la fe, de la caridad y de la paz de Nuestro Señor.

Tendríamos que bajar cada vez de nuestros altares y de estos Santos misterios con el corazón repleto de una caridad nueva para amar a Dios, cantar su gloria, amar a nuestro prójimo y llevar el Evangelio al mundo.

Monseñor Marcel Lefebvre

Fuente: La misa de siempre