FSSPX Actualidad

Frases de santos para alentarnos en el camino hacia el cielo

Julio 07, 2018

Siempre es provechoso tener presentes las vidas de los santos y los escritos que nos dejaron, para que nos sirvan de ejemplo y nos animen mientras recorremos el camino hacia el cielo.

“Si quieren que la paz reine en sus familias y en su patria, recen todos los días el Rosario con todos los suyos." - San Pío X

"Un cristiano fiel, iluminado por los rayos de la gracia al igual que un cristal, deberá iluminar a los demás con sus palabras y acciones, con la luz del buen ejemplo." - San Antonio de Padua

"La verdadera perfección consiste en esto: hacer siempre la santísima voluntad de Dios." - Santa Catalina de Siena

"Sí supiéramos el valor del Santo Sacrificio de la Misa, qué esfuerzo tan grande haríamos por asistir a ella." - Santo Cura de Ars (San Juan María Vianney)

“Con el Rosario se puede alcanzar todo. Según una graciosa comparación, es una larga cadena que une el cielo y la tierra, uno de cuyos extremos está en nuestras manos y el otro en las de la Santísima Virgen. Mientras el Rosario sea rezado, Dios no puede abandonar al mundo, pues esta oración es muy poderosa sobre su Corazón." - Santa Teresita del Niño Jesús

"Procuremos siempre mirar las virtudes y cosas buenas que vieremos en los otros y tapar sus defectos con nuestros grandes pecados. Tener a todos por mejores que nosotros." - Santa Teresa de Ávila

"Quien quiera algo que no sea Cristo, no sabe lo que quiere; quien pida algo que no sea Cristo, no sabe lo que pide; quien no trabaje por Cristo, no sabe lo que hace." -San Felipe Neri

"El grado mas perfecto de humildad es complacerse en los menosprecios y humillaciones. Vale mas delante de Dios un menosprecio sufrido pacientemente por su amor, que mil ayunos y mil disciplinas." - San Francisco de Sales

"No pienses que el agradar a Dios está tanto en obrar mucho como en obrarlo con buena voluntad, sin propiedad y respetos". - San Juan de la Cruz

"Este divino Corazón es sólo dulzura, humildad y paciencia, por lo tanto, debemos esperar... Él sabe cuando actuar." - Santa Margarita María de Alacoque

"Si no quieres sufrir no ames, ¿pero si no amas para que quieres vivir?" - San Agustín

“Una sola misa ofrecida y oída en vida con devoción, por el bien propio, puede valer más que mil misas celebradas por la misma intención, después de la muerte.” - San Anselmo

"Tened gran cuidado en predicar la verdad de tal modo que, si acaso hay entre los oyentes un hereje, le sirva de ejemplo de caridad y moderación cristianas. No uséis de palabras duras ni mostréis desprecio por sus errores." - San Ignacio de Loyola.

"No hay lengua capaz de explicar las dulzuras de este Sacramento, pues en la Sagrada Comunión bebemos la dulzura en la propia fuente. La Eucaristía produce una transformación progresiva en el cristiano. Es el Sol de las familias y de las Comunidades." -  Santo Tomás de Aquino

“A quien Dios quiere hacer muy santo, lo hace devoto de la Virgen María." San Luis María Grignion de Montfort

"Una buena forma de ejercitarnos en el amor a Cristo es manteniéndolo presente en nuestras mentes siempre que sea posible." - San Vicente de Paul

"Siempre encontramos que los que caminaban más cerca de Cristo fueron los que tuvieron que soportar las pruebas más grandes." - Santa Teresa de Ávila

"Dios golpea sin cesar las puertas de nuestro corazón. Siempre está deseoso de entrar. Si no penetra, la culpa es nuestra." - San Ambrosio

"La verdadera enseñanza que transmitimos es lo que vivimos; y somos buenos predicadores cuando ponemos en práctica lo que decimos". - San Francisco de Asís

"Jesús en el pesebre. He aquí una buena lección para aprender que todas las grandezas de este mundo son ilusión y mentira." - San Francisco de Sales

"Si quieres una vida alegre y tranquila, procura estar siempre en gracia de Dios". - San Juan Bosco

"Sin la Santa Misa, ¿que sería de nosotros? Todos aquí abajo pereceríamos ya que únicamente eso puede detener el brazo de Dios. Sin ella, ciertamente que la Iglesia no duraría y el mundo estaría perdido sin remedio." - Santa Teresa de Ávila

“Si se levanta la tempestad de las tentaciones, si caes en el escollo de las tristezas, eleva tus ojos a la Estrella del Mar: ¡invoca a María! Si Ella te tiene de la mano no te puedes hundir.  Bajo su manto nada hay que temer." - San Bernardo

“Rezar mi Rosario es mi más dulce ocupación y una verdadera alegría, porque sé que mientras lo rezo estoy hablando con la más amable y generosa de las madres." - San Francisco de Sales

"Sepan, oh Cristianos, que la Misa es el acto de religión más sagrado. No pueden hacer otra cosa para glorificar más a Dios, ni para mayor provecho de su alma, que asistir a Misa devotamente, y tan a menudo como sea posible." - San Pedro Julián Eymard

"Nunca hay que decir «no me toca», sino '¡Voy yo!'" -  San Juan Bosco

"Reza como si todo dependiera de Dios. Trabaja como si todo dependiera de ti." - San Agustín

"La oración es para el alma, lo que el alimento es para el cuerpo." - San Vicente de Paul

"La tribulación es un regalo de Dios, uno especial que da a sus amigos especiales." - Santo Tomás

"Cuando no puedo asistir a la Santa Misa, adoro el Cuerpo de Cristo con los ojos del espíritu en la oración." - San Francisco de Asís

"Deja la tristeza para aquellos que están en el mundo, los que trabajamos para Dios debemos estar alegres." - San Leonardo

"Aparte de la cruz, no hay otra escalera por la que podamos llegar al cielo." - Santa Rosa de Lima

"Acepta lo que te manda el Sagrado Corazón de Jesucristo para unirte a Él." - Santa Margarita María de Alacoque

"El alma que esta enamorada de Dios es una alma gentil, humilde y paciente." - San Juan de la Cruz