Las falsas religiones han sido inventadas por el demonio - Palabras de Mons. Lefebvre

Junio 22, 2018
Origen: Distrito de México

"Los Papas, que de ninguna manera eran liberales y que se mantuvieron firmes en la fe, siempre distinguieron explícitamente a la verdadera religión de las falsas. ¿De qué espíritu vienen las falsas religiones? ¿De Dios o del demonio? Si son falsas, han sido inventadas por el espíritu del error y de la mentira, y el maestro de la mentira y el error es el demonio."

Los progresistas se ponen furiosos si decimos que las demás religiones son falsas. No soportan oír esto. "¿Así que ustedes condenan todas las demás religiones?" ¿Todas las otras religiones son malas?" Es algo visceral para ellos y su concepto concuerda con el principio mismo del liberalismo, según el cual todas las religiones son buenas. 

"Ustedes creen - dicen - que sólo la religión católica es buena y capaz de hacer bien a la sociedad. Pero vean la piedad de los musulmanes o de los budistas..."

Las falsas religiones han sido inventadas por el demonio precisamente para alejar a poblaciones y países enteros de Nuestro Señor, e impedirles que se hagan católicos y escuchen la Verdad. No cabe duda. Por eso es casi imposible convertir a los musulmanes.

Durante 15 años estuve yo en Dakar con 3 millones de musulmanes, 100,000 católicos y 400 animistas, y si durante esos 15 años se convirtieron 10 musulmanes ya era mucho. Quiero decir convertirlos realmente y hacerlos pasar del islam al catolicismo. No digo que no había cierta influencia católica, gracias a nuestras escuelas, en las que teníamos entre un 10 y un 15% de musulmanes. Yo no quería que hubiera más, porque si no hubieran impuesto el islam en nuestras escuelas. Cuando son fuertes, se imponen y forman un movimiento para convertir a los demás. Cuando son débiles, escuchan y se callan.

Desde luego, los jóvenes que estuvieron en nuestras escuelas recibieron una influencia, y quizá algunos de ellos desearon el bautismo (bautismo de deseo). Eso puede ser. Pero es muy difícil para un joven convertirse al catolicismo, porque lo echan de su familia y sabe que hasta hay peligro de que lo envenenen. ¡Seguro!

Sólo pueden llegar a convertirse los que son estudiantes en la universidad, porque son independientes. Saben que su futuro está asegurado. Ya no necesitan a su familia; se van a Europa y ahí pueden convertirse. Pero convertir a alguien que está en su familia es prácticamente imposible. Al inspirar esta religión islámica, el demonio ha conseguido realmente impedir la conversión de millones de hombres.

Es relativamente más fácil convertir a los protestantes. Antes del Concilio, siempre había muchos que se convertían, pero ahora ya no. Se entiende, puesto que la Iglesia católica, al haberse ella misma protestantizado, ya no se presenta como un ideal que pueden desear los protestantes. Ya no les ofrece ningún interés.

También se convertían alguno judíos, pero ahí hay un peligro porque nunca se sabe si se convierten realmente o si sólo es en apariencia para facilitar o preservar sus intereses materiales o su situación. Es muy difícil descubrirlo, pero es un hecho que hubo un cierto número que se convirtió.

Monseñor Marcel Lefebvre+
Soy Yo, el Acusado, Quien Debería Juzgaros