Ordenaciones al Subdiaconado en Zaitzkofen - 06/04/2019

Abril 10, 2019
Origen: fsspx.news

El sábado 6 de abril, llamado de "Sitiéntes" por las primeras palabras del Introito, Monseñor Alfonso de Galarreta ordenó tres subdiáconos del seminario del Sagrado Corazón de Jesús en Zaitzkofen: un alemán, un austriaco y un polaco, lo cual es un reflejo del carácter internacional del seminario.

El subdiácono se compromete definitivamente al servicio de Dios, cuyo símbolo físico está marcado por la ceremonia del "paso al frente": al oír su nombre, el futuro subdiácono da un paso al frente para manifestar su promesa de observar una castidad perpetua, y rezar diariamente las oraciones del oficio divino, o breviario. A partir de ese momento, la Iglesia le ordena propagar la oración que Cristo estableció en la tierra, uniéndose a su adoración, alabanza e intercesión que Él continúa desde el cielo. Estos compromisos lo protegerán en su pureza y lo ubicarán en medio de las preocupaciones actuales dolorosamente experimentadas por la Iglesia.

Hace tres años, una encuesta sobre el clero alemán reveló que alrededor de la mitad de los sacerdotes ya no se confiesan anualmente, y la otra mitad no reza todos los días. Hay que reafirmar enérgicamente que la renovación de la Iglesia sólo puede llevarse a cabo a través de la búsqueda de la santidad sacerdotal: un enfoque sinodal y las discusiones sobre el celibato, no solo no sacarán al clero del atolladero en que se encuentra, sino que lo hundirán más profundamente.

Los nuevos subdiáconos deben confiarse a la Virgen María de una manera muy especial, rogándole que los proteja, deben contemplarla en sus corazones y alabar su virginidad perpetua para implorar la salvación del género humano. Y, finalmente, deben pedir a la Virgen fiel, que les permita permanecer junto a ella al pie de la Cruz, hasta la culminación de la obra de salvación.