36a peregrinación a Cristo Rey: "Señor, danos muchos sacerdotes santos" - 29/10/23

Fuente: Distrito de México

Cada año, en el último domingo de octubre, fiesta de Cristo Rey, la Ciudad de México se llena de fervor y devoción con los católicos de la Tradición de México en honor a Cristo Rey. En esta ocasión, el tema central de la peregrinación es "Señor, danos muchos sacerdotes santos".

La peregrinación se llevará a cabo el 29 de octubre de 2023 y comenzará a las 7:30 a.m., en la Plaza Santo Domingo de la Ciudad de México. Desde allí, los fieles de la FSSPX de México avanzaremos rezando el Santo Rosario, cantando y entonando alabanzas a Nuestro Señor Jesucristo, Rey de todas las sociedades, hacia la basílica de Nuestra Señora de Guadalupe, donde se espera llegar alrededor del mediodía para consagrarnos, como cada año, bajo la protectora mirada de la Virgen del Tepeyac.

Este evento no es solo una peregrinación más, es una manifestación profunda de nuestra fe en el reinado social de Nuestro Señor Jesucristo. Es un momento también para encontrarnos con los fieles de la Tradición en México, quienes se congregan una vez al año para esta solemne peregrinación en honor a Cristo Rey. Además, es una oportunidad para ofrecer nuestras oraciones y sacrificios por la conversión y la salvación de las almas.

El tema de este año, "Señor, danos muchos sacerdotes santos", nos recuerda la gravísima necesidad que tenemos de muchos sacerdotes santos y la importancia de rezar continuamente por las vocaciones sacerdotales, así como de ayudar económicamente para su adecuada formación y que puedan ser dignísimos canales de la gracia santificante de Dios. La Iglesia necesita sacerdotes que guíen a su rebaño con caridad, celo apostólico y abnegados sacrificios, y esta peregrinación es una oportunidad para depositar esta intención en el Sagrado Corazón de Jesucristo, Sumo y Eterno Sacerdote.

La 36a peregrinación en honor a Cristo Rey es un evento que no deben perderse. Únase a nosotros el 29 de octubre en la Plaza Santo Domingo y peregrinemos hacia la basílica de Nuestra Señora de Guadalupe.

¡Viva Cristo Rey!
¡Viva Santa María de Guadalupe!