Boletín de la Misión San Pablo Apóstol, Toluca - agosto y septiembre 2023

Fuente: Distrito de México

La Misión San Pablo Apóstol está ubicada en: Calle Filiberto Navas, esquina con Fernando Montes de Oca, San Mateo Oxtotitlán, Toluca, Edo. De Mexico, C.P. 50100.

Acceder al boletín de agosto-septiembre

Queridos fieles,  

¡Tenemos que conocer bien la Santa Misa! Como es la renovación del sacrificio de la Cruz que ofreció  Nuestro Señor Jesucristo hace 2000 años, es entonces la  fuente de nuestra redención y de todas las gracias. Y por eso  constituye la solución para esta terrible crisis que sacude tan  tremendamente nuestra querida Iglesia católica y nuestra sociedad. Sí, está atacada la Misa tradicional, porque el diablo sabe muy bien de su poder y de ello tiene mucho miedo. Por eso trata de limitarla y erradicarla poco a poco a través del modernismo.  

Meditando sobre esto, realizamos mejor que en la firme adhesión a la Misa tradicional nos llegan las gracias, nos aseguramos nuestro avanzar hacia Dios y la santidad. Amen entonces la Santa Misa de siempre, queridos fieles, asistan a todas las misas que se celebra en las visitas - cada vez cuando puedan de alguna manera, aunque esto incluiría una incomodidad. Es cierto que los tiempos actuales exigen actos heroicos! Y si, de nosotros, porque nosotros somos llamados a conservar la tradición de la Iglesia para nuestra generación, para toda la Iglesia. ¡Una tarea grande!

Tradidi quod et accepi, era la lema de nuestro querido fundador Monseñor Marcel Lefebvre. He transmitido lo que he recibido. Esto se aplica también a nosotros. Debemos transmitir el maravillosos tesoro de la Iglesia, sobre todo la joya principal: la Santa Misa. Que los papas de nuestra misión tengan una atención especial para con sus hijos a que aprendan asistir bien a la Misa. Por lo exterior en su comportamiento y vestir y todavía mas por su interior. Los hijos deben aprender qué rezar durante la misa y como unirse con el sacrificio de Nuestro Señor. Esforzándose en esto, queridos papas, ustedes hacen el mayor bien que pueden dar a sus hijos. 

Cada esfuerzo que hacemos para la adoración de Dios mediante el sacrificio de la Misa, cada ayuda y cada apoyo para ello es apremiado por Dios Padre con inmensas bendiciones ya para nuestra vida aquí en la tierra y al final con la vida eterna. Seamos entonces muy generosos y así “provocamos” la generosidad divina para con nuestras familias, nuestra ciudad y sociedad mexicana y para nuestra amada Iglesia católica.      

Con mi bendición,      
Padre Clemens Kordeuter