Gómez Palacio: retiro de San Ignacio para mujeres - enero 2024

Fuente: Distrito de México

Cada año, la Fraternidad San Pío X (FSSPX) organiza retiros espirituales según el método de San Ignacio de Loyola. En esta ocasión, del 2 al 7 de enero tuvieron lugar en Gómez Palacio, Durango, unos ejercicios espirituales para mujeres. Los invitamos a inscribirse en alguno de los retiros que tendrán lugar en el Distrito de México. ¡No dejen pasar esta oportunidad, tal vez después ya sea demasiado tarde!...
 

Gracias a Dios, fueron 11 las fieles que asistieron a este retiro procedentes de Monterrey, Saltillo y Gómez Palacio. El retiro fue predicado por el Padre Alejandro Jiménez y el Padre José Mota.

¡Pidamos al Buen Dios ayude a perseverar a las 11 ejercitantes en el buen camino! Y también pidamos a la Santísima Virgen de Guadalupe que haga llegar a muchos más esta bendición tan grande: recibir orientación en un retiro ignaciano. 


La importancia de los ejercicios espirituales

Seis días para poner proa con rumbo al cielo, con rumbo a la santificación porque los vientos son contrarios y es necesario tener brújula segura.

  • Para retomar fuerzas, muy rápidamente me debilito al combatir contra un mundo en donde todo me es contrario
  • Para hacer una etapa necesaria en la ascensión de mi vida cristiana
  • Para profundizar sobre ese tesoro del sacrificio de la misa
  • Para tomar más conciencia del Amor que Jesucristo me profesa, y responderle en una buena y verdadera oración
  • Para llenar mi vida de gracias y ánimo
  • Para volver a poner ante mis ojos las verdades eternas que tan rápidamente se me olvidan
  • Para buscar la luz en las tinieblas, la fuerza en el combate y la alegría interior
  • Para crecer en la confianza en Dios y ser mas dócil en su divina voluntad; para ver más claro sobre mi vida y salir así de mi tibieza y mi mediocridad
  • Para poder conocerme mejor, para librarme de mis defectos y enfermedades espirituales
  • Para hacerme una cura de desintoxicación espiritual
  • Para entender verdaderamente el sentido de mi vida en esta tierra, el mal del pecado, y la grandeza de la misericordia de Dios
  • Para encontrar nuevamente el orden en mi vida, el gusto en la oración, poner a Dios en el primer lugar
  • Para guardar la pureza de corazón y el amor de Dios
  • Para elegir mi futuro, mi estado de vida delante de Dios
  • Para reencontrarme con las raíces de mi educación católica