Peregrinación a Cristo Rey del Cubilete - mayo 2023

Fuente: Distrito de México

Bajo un cielo azul y un sol radiante, los fieles de nuestro priorato de la Ciudad de México iniciaron su marcha hacia el monumento de Cristo Rey en la cima del Cerro Cubilete. Habían salido de la Ciudad de México el viernes 26 de mayo tomando el camino de cinco horas hacia el Bajío del estado de Guanajuato. 
 

Llegando en la madrugada al priorato de León, generosamente les dieron oportunidad de refrescarse antes de empezar la Misa. Durante el sermón los peregrinos fueron alentados a ser generosos con Dios. Sí, se le debe agradecer por todos los beneficios recibidos diariamente haciendo las cosas ordinarias de manera extraordinaria. Y, a veces, decía el Padre, se le puede dar algo más, según el tiempo litúrgico o según las oportunidades -una novena, un sacrificio o también una peregrinación.

Unas horas más tarde, los peregrinos dieron prueba de su amor a Dios empezando la caminata de tres horas hacia el cerro del Cubilete. Algunos peregrinos añadieron al sacrifico de caminar soportando el calor, el sacrificio de caminar descalzos. Seguro que Dios escuchó con más cariño y atención las intenciones que llevaban en su corazón.

Llegando al santuario, se reunieron todos bajo la sombra de la estatua de Nuestro Bendito Señor para rendir un acto de homenaje a su realeza, consagrándose públicamente a su Sagrado Corazón y a su Madre, la Santísima Virgen de Guadalupe. 

Después del recreo, durante el cual cada uno se reconfortó en una de las muchas casitas de "las Doñas" locales, que ofrecieron deliciosa comida guanajuatense, subieron otra vez a los camiones para regresar a la capital. Por supuesto, hicieron una breve pausa en el camino para disfrutar las famosas fresas con crema que se ofrecen al pasar por Irapuato. 

Siempre el pueblo ha sabido que Dios concede grandes gracias a las almas cuando peregrinan a algún santuario. Por eso también había gran interés de parte de nuestros fieles y seguro que Dios les concedió grandes gracias.